Lluvia, napas y cultivos: una dinámica para seguir de cerca

Desde el INTA subrayan la necesidad de aprovechar las herramientas disponibles para conocer la oferta variable de agua y ajustar a ella la demanda agrícola.

Publicación anterior
Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *