Juan Giordano, testigo de un tiempo que renace con cada ordeñe

A sus 82 años, el paisano bonaerense que soñaba con llegar a 500 cabezas sigue produciendo leche, quesos, carne y lana pero añora el esplendor rural del pasado.

Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *